CÓLICOS INFANTILES


 “LLANTOS DEL BEBÉ PERSISTENTES, INEXPLICABLES E INSONSOLABLES”

Mediante el llanto los bebés expresan sus necesidades, una forma de comunicarse. Con el tiempo, el llanto va evolucionando, así como su tono e intensidad.

Cuando el llanto de un bebé se convierte en llanto excesivo, se enfoca hacia el término conocido “cólico infantil”. En la actualidad, no existen conclusiones firmes en cuanto a la causa de ello, pero es un problema, estresante y su duración alcanza llantos intensos, repetitivos 3 horas al día, durante 3 días por semana y al menos llega a 3 semanas (la conocida regla del tres de Wessel). En el bebé suele aparecer a partir de los 15 días de vida y muy frecuente en los primeros tres o cuatro meses de vida y el cuadro desaparece por sí solo de manera natural. En cuanto al momento del día, pueden aparecer especialmente al final de la tarde y durante la madrugada, la llamada “hora bruja”

Además de lo anterior, el lactante en los momentos de cólico infantil puede llegar a encoger las piernas repetidamente hacia el abdomen, tener el vientre algo hinchado, cerrar los puños y enrojecerse debido al esfuerzo. Una vez que los llantos ceden, el bebé vuelve a encontrarse con su aspecto normal.

Muchas de nuestras madres lo definen como: PERIODO DESAFIANTE

Tal como hemos recalcado para los cólicos infantiles no existe ninguna fórmula demostrada por lo que solamente podemos armarnos de PACIENCIA. Para ello recuerda priorizar tu descanso, ya que el cansancio acompañado de la preocupación es un gran detonante no recomendado para estos momentos. https://mimandoamama.es/taller-del-sueno-en-la-infancia/

 Entre las recomendaciones podemos señalar:

  • Acudir al pediatra para descartar que el llanto se deba a otro tipo de problema/enfermedad.
  • Reducir los estímulos y sobre todo buscar su relax. El llanto tensa al bebé por lo que hay que intentar relajarle. Algunos bebés buscan la oscuridad o simplemente sentirse protegidos.
  • Abrazar al bebé para que note nuestro calor.
  • No eliminar o suprimir la lactancia materna, si tienes la sensación de que el bebé tiene gases al finalizar ayudar al lactante a expulsar los aires. Estaría bien estudiar o valorar la técnica de lactancia para valorar que el agarre sea correcto.
  • Cambiar de postura para facilitar su incomodidad.
  • Realizarle un masaje relajante (en nuestro talleres de Masaje Infantil encontrarás algunas técnicas eficientes). Los masajes en el abdomen o la espalda ayudarán a calmarle. Te dejamos aquí el enlace a nuestro taller de masaje. https://mimandoamama.es/taller-de-masaje-infantil/
  • Como ya hemos explicado en anteriores posts el porteo también va a ayudar a disminuir la frecuencia e intensidad de los cólicos. ¿Por qué? tal y como te recomendamos en nuestros talleres, el porteo en vertical, va a facilitar la salida y expulsión de los gases, además cuando el porteo es realmente ergonómico y el bebé adopta una postura casi en cuclillas, también facilita la expulsión de gases y disminuye el estreñimiento. Además del calor que se le transmite en el abdomen, y si le añadimos el movimiento, pues mejor!! Por si te interesar saber más de porteo, te dejamos un enlace.

Si quieres conocer más en profundidad este tema te acompañamos en nuestros talleres y consultas con nuestras profesionales. Te ayudarán a llevar mejor este período crítico así como orientarte en algunas otras pautas.

MASAJE INFANTIL: EL GRAN PODER DE LAS CARICIAS

Es hora de comprender el poder de las caricias y para ello hemos preparado el artículo siguiente, no solamente evidenciando los beneficios sino añadiendo también la vivencia  de una madre de Mimando a Mamá.

El contacto piel con piel es una manera para mostrar afecto y los masajes son parte de ello. Las fricciones suaves se realizan tanto en cabeza, piernas, brazos, espalda, abdomen y pecho con el objetivo de relajar al bebé.

El masaje tiene sus beneficios; estimula el desarrollo cognitivo (estimula ciertas áreas del cerebro y aumenta el nivel de alerta), alivia molestias digestivas (un masaje del tipo abdominal calma las molestias y evita el estreñimiento), contribuye a que los bebés ganen peso (mediante suaves masajes se estimula la liberación de la hormona del crecimiento), reducen  estrés y ansiedad (estimulan la segregación de endorfinas, principales responsables de la sensación de tranquilidad y relajación), al masajear la zona del pecho o la espalda se regula el sistema respiratorio fortaleciendo los pulmones y mejorando la congestión provocada por la mucosidad, alivia el dolor de cabeza (los masajes generan un estado de relajación efectivo contra la cefalea) y ayuda a eliminar las tensiones del día.

Además de todo lo anterior, los masajes son un medio para la estimulación del desarrollo fisiológico-psicológico-emocional del bebé y aporta seguridad (ayuda en su desarrollo de la autoestima y confianza en sí mismo).

A continuación y de manera bien breve, la vivencia de una madre de nuestro grupo Mimando a Mamá:

“Gracias al masaje infantil que he aprendido en Mimando a Mamá he mejorado el vínculo que ya teníamos”

Al nacer mi hija, empecé a leer e informarme sobre todo lo referente a los bebés, y haciendo hincapié sobre todo en temas relacionados a los gases ya que hacían que mi hija estuviera inquieta gran parte del día. Es entonces cuando leyendo me encontré con el concepto de “Masaje infantil” y me aventuré a probarlo.

La experiencia fue maravillosa, solo recuerdo magníficos y entrañables momentos compartidos con mi hija en aquella sala, donde mi princesita tumbada recibía mis caricias con las técnicas que los profesionales nos iban enseñando. No solamente lo practicaba en aquel lugar habilitado, sino que en casa, eran varios momentos al día en los que mi hija y yo compartíamos momentos de caricias, masajes que aplicando buenas técnicas, ayudaban a mi pequeña a mejorar su sistema digestivo, ayudar a eliminarle los gases, mejorar sus noches y en definitiva mejorar su calidad de vida.

Hoy en día, y aunque mi pequeña princesa va creciendo sigo acariciándola siempre que puedo, y también se ha beneficiado su hermanita de cuatro años desde entonces, sigo aplicando varias técnicas que aprendí y siguen siendo efectivas. Si yo tuviera que definir de manera sencilla esta terapia sería de la siguiente manera:

Masaje infantil: El mejor regalo que puedes brindar a tu hija/o

No hay motivo para no adentrarse y conocer en profundidad todo sobre los “Masajes Infantiles” que consideramos imprescindibles por lo que los ofertamos los todos los lunes por la tarde y los viernes por la mañana donde os ayudaremos a comprender y llevar a la práctica todo lo mencionado.

Aquí te dejamos el enlace del taller de Masaje Infantil. https://mimandoamama.es/taller-de-masaje-infantil/

¡Os esperamos!