EMBARAZADAS QUE REALIZAN EJERCICIO DE MANERA REGULAR FORTALECEN EL CORAZÓN DE SU BEBÉ

Este titular nos lo da un estudio realizado en la Universidad de Kansas City. El estudio se realizó con 61 embarazadas sin riesgos, con una media de edad de entre los 20 y 35 años. De ellas, 26 realizaban ejercicio de manera regular (actividad aeróbica de más de 30 minutos) con una frecuencia de unas 3 veces por semana. El resto de mujeres embarazadas, no realizaban una actividad constante durante la gestación. A todas ellas se les realizó un magnetocardiograma fetal a las 28, 32, y 36 semanas de gestación, su finalidad es medir el ritmo cardíaco fetal.

Los resultados eran concluyentes, en especial los de la semana 36, descubriendo que el ritmo cardíaco fetal, en las mujeres embarazadas era inferior a las que no habían realizado actividad física/aeróbica de manera regular durante el embarazo.

El estudio confirma que la actividad física realizada por la madre repercute en la salud cardiovascular del feto. “La taquicardia del bebé durante el parto es signo de sufrimiento fetal, por lo que si el ritmo cardiaco del bebé se mantiene bajo, dentro de los parámetros establecidos, el riesgo de sufrir taquicardias durante el parto es menor, lo que beneficia al recién nacido y evita complicaciones. Por esta razón, un ritmo cardiaco fetal bajo es señal de un corazón más sano”, destaca el Dr. José Luis Palma, vicepresidente de la FEC.

En el estudio observamos también que el beneficio del ejercicio no es circunstancial, manteniéndose durante todo el embarazo e incluso hasta el primer mes de vida del recién nacido. “Aunque todavía se desconoce la causa exacta por la que el feto adquiere los beneficios del ejercicio materno, se cree que las hormonas segregadas tras la práctica de deporte, las conocidas endorfinas, traspasan la placenta durante la actividad física favoreciendo el desarrollo del corazón del feto y haciendo, en definitiva, que el niño esté más cardioprotegido desde el momento de nacer”, apunta el Dr. Palma.

Y por último y no menos importante, “la práctica de ejercicio aeróbico y de flexibilidad no solo disminuye esta frecuencia cardíaca, sino que también ayuda a reforzar el suelo pélvico y la pared abdominal, lo que prepara a la madre gestante a afrontar el momento del parto de manera más segura”, concluye el Dr. Palma.

Infórmate en matronasarena@gmail.com donde trabajamos sesiones de aeróbico, elasticidad, resistencia y respiratorio. Siempre impartido por matronas, en medio acuático, siendo la alternativa indicada en la gestación. https://mimandoamama.es/matronatacion/

Matronatación.

¿POR QUÉ NOTO TIRANTEZ EN LOS LATERALES DEL ABDOMEN HASTA LA VULVA?

Imagen de Mc Graw Hill Global Education Holdings LCC

Estos cambios son naturales pero una de las recomendaciones que puede ayudar a prevenir las molestias es el ejercicio.

El útero (órgano muscular en forma de pera), está sujeto en nuestro cuerpo por un grupo de ligamentos que lo mantienen en suspensión dentro del abdomen. Uno de estos ligamentos es el llamado ligamento redondo. A medida que el embarazo va avanzando, el útero va aumentando de tamaño, con esto, los ligamentos se van estirando cada vez más.

Normalmente entre las semanas 16-20 de gestación aproximadamente es cuando el ligamento se hipertrofia (se estira demasiado) provocando molestias o a veces incluso dolor.

El dolor en el ligamento redondo es muy frecuente en las embarazadas (más del 70% lo refieren) y generalmente causa preocupación por el desconocimiento de donde proviene. Se manifiesta usualmente en el lado derecho aunque el dolor puede ser en ambos lados de la pelvis o incluso que se extienda hasta la zona de la ingle.

Los movimientos bruscos como toser, estornudar, levantarse de manera brusca,hacen que los ligamentos se estiren y después se contraigan bruscamente, ocasionando un dolor agudo.

¿Es posible prevenir esta molestia?

No hay que olvidar que durante el embarazo se experimentan cambios en el cuerpo, en particular en los ligamentos, para adaptarse al crecimiento del útero.

Estos cambios son naturales pero una de las recomendaciones que puede ayudar a prevenir las molestias es el ejercicio. Realizar ejercicio de forma regular para tonificar tus músculos hasta el final del embarazo. Otra de las

recomendaciones son los baños de inmersión. ¿Por qué no realizar ambas cosas a la vez?

Matronatación.

Mas información en matronasarena@gmail.com o búscanos en Instagram @matronasarena.

¿ES SEGURO BAÑARSE ESTANDO EMBARAZADA?

No solo es seguro bañarse durante el embarazo, sino que además es muy recomendable. Durante el embarazo nos surgen muchas dudas, aquí va una que nos preguntan mucho: ¿Será seguro bañarse estando embarazada?

Pues la respuesta es Sí, es seguro y además es muy recomendable. Es posible disfrutar de los beneficios del agua hasta el final del embarazo. Una de las cosas que más suele preocupar es la posibilidad de romper aguas o de una fisura en la bolsa y no enterarnos. Pues bien, en la obstetricia no hay nada imposible pero no es muy probable. Si rompes la bolsa notarás que sale un liquido con una temperatura de 37℃, por lo que es muy difícil que no lo notes. En el caso de una fisura, cuando salgas del agua seguirás notando pérdida de liquido, por lo que también serás consciente de ello.

Otra de las cosas que también nos planteamos con el agua es, si expulso el tapón mucoso ¿Estará contraindicado el baño? La respuesta es NO. El tapón mucoso no es un signo de parto inminente, puede transcurrir varias horas, días incluso semanas hasta que se desencadene el parto. Hay que tener claro que el bebé sigue protegido por la bolsa amniótica, por lo que tampoco estaría contraindicado mantener relaciones sexuales. Como recomendación, evita la humedad de manera prolongada al salir del agua, sobretodo sí eres propensa a sufrir cándidas.

Disfruta del agua y sus beneficios. Mejora tu condición física en el embarazo e infórmate de la preparación al parto en el agua.

Si quieres información sobre las actividades que realizamos durante el embarazo te dejamos el siguiente enlace. https://mimandoamama.es/actividades-embarazo-y-parto/