CÓLICOS INFANTILES


 “LLANTOS DEL BEBÉ PERSISTENTES, INEXPLICABLES E INSONSOLABLES”

Mediante el llanto los bebés expresan sus necesidades, una forma de comunicarse. Con el tiempo, el llanto va evolucionando, así como su tono e intensidad.

Cuando el llanto de un bebé se convierte en llanto excesivo, se enfoca hacia el término conocido “cólico infantil”. En la actualidad, no existen conclusiones firmes en cuanto a la causa de ello, pero es un problema, estresante y su duración alcanza llantos intensos, repetitivos 3 horas al día, durante 3 días por semana y al menos llega a 3 semanas (la conocida regla del tres de Wessel). En el bebé suele aparecer a partir de los 15 días de vida y muy frecuente en los primeros tres o cuatro meses de vida y el cuadro desaparece por sí solo de manera natural. En cuanto al momento del día, pueden aparecer especialmente al final de la tarde y durante la madrugada, la llamada “hora bruja”

Además de lo anterior, el lactante en los momentos de cólico infantil puede llegar a encoger las piernas repetidamente hacia el abdomen, tener el vientre algo hinchado, cerrar los puños y enrojecerse debido al esfuerzo. Una vez que los llantos ceden, el bebé vuelve a encontrarse con su aspecto normal.

Muchas de nuestras madres lo definen como: PERIODO DESAFIANTE

Tal como hemos recalcado para los cólicos infantiles no existe ninguna fórmula demostrada por lo que solamente podemos armarnos de PACIENCIA. Para ello recuerda priorizar tu descanso, ya que el cansancio acompañado de la preocupación es un gran detonante no recomendado para estos momentos. https://mimandoamama.es/taller-del-sueno-en-la-infancia/

 Entre las recomendaciones podemos señalar:

  • Acudir al pediatra para descartar que el llanto se deba a otro tipo de problema/enfermedad.
  • Reducir los estímulos y sobre todo buscar su relax. El llanto tensa al bebé por lo que hay que intentar relajarle. Algunos bebés buscan la oscuridad o simplemente sentirse protegidos.
  • Abrazar al bebé para que note nuestro calor.
  • No eliminar o suprimir la lactancia materna, si tienes la sensación de que el bebé tiene gases al finalizar ayudar al lactante a expulsar los aires. Estaría bien estudiar o valorar la técnica de lactancia para valorar que el agarre sea correcto.
  • Cambiar de postura para facilitar su incomodidad.
  • Realizarle un masaje relajante (en nuestro talleres de Masaje Infantil encontrarás algunas técnicas eficientes). Los masajes en el abdomen o la espalda ayudarán a calmarle. Te dejamos aquí el enlace a nuestro taller de masaje. https://mimandoamama.es/taller-de-masaje-infantil/
  • Como ya hemos explicado en anteriores posts el porteo también va a ayudar a disminuir la frecuencia e intensidad de los cólicos. ¿Por qué? tal y como te recomendamos en nuestros talleres, el porteo en vertical, va a facilitar la salida y expulsión de los gases, además cuando el porteo es realmente ergonómico y el bebé adopta una postura casi en cuclillas, también facilita la expulsión de gases y disminuye el estreñimiento. Además del calor que se le transmite en el abdomen, y si le añadimos el movimiento, pues mejor!! Por si te interesar saber más de porteo, te dejamos un enlace.

Si quieres conocer más en profundidad este tema te acompañamos en nuestros talleres y consultas con nuestras profesionales. Te ayudarán a llevar mejor este período crítico así como orientarte en algunas otras pautas.

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *