DISCIPLINA POSITIVA UN REGALO PARA TUS HIJOS

Próximo taller de DISCIPLINA POSITIVA 28 Enero de 19 a 20:30h. https://mimandoamama.es/taller-disciplina-positiva/

La disciplina positiva es esa alternativa a la disciplina que usaron con nosotros y que usamos como por arte de magia sin planificar sin pensar, dejándonos llevar por nuestras emociones, frustraciones y nuestro aprendizaje de la infancia reproducida ahora en el papel del padre o madre.

Seguramente no sabes cómo actuar para que tus hijos griten menos, no se tiren al suelo y hagan una rabieta por cualquier cosa sin enfadarte, o gritando tú también. Y es que es muy difícil imponer disciplina a los hijos.

 Normalmente el patrón es el siguiente: Ellos hacen algo que no deberían, nosotros nos enfadamos, entonces ellos se alteran, hay lágrimas, entonces tú te pones más furioso, entras en amenazas, quizás en chantaje… y al final es exasperante, agotador, se hiere, se daña y en muchas ocasiones se cede consiguiendo solo un mal rato.

Es importante ser respetuoso y a la vez afectuoso, cuando tratamos con niños, porque ellos están aprendiendo en todo momento, y cuando surge un conflicto es necesario verlo como un momento perfecto para enseñarles que se debe o no hacer en cada situación, es la oportunidad de oro para moldear a los hijos de una forma muy efectiva.

Es importante saber que cuando surge un conflicto el objetivo final no es castigar, es cierto, que cuando estamos muy enfadados  creemos que lo único que se merece nuestro hijo es un castigo, eso no se debe a lo que ha hecho el niño, sino a nuestras propias emociones, ya que nos sentimos frustrados, irritados, impacientes…y eso es totalmente normal y por supuesto humano, pero también es cierto que cuando nos calmamos vemos que no queremos actuar así y que nuestro  objetivo final, no es castigar a nuestro hijo, ya que en el fondo sabemos que no nos asegura que esa actitud del niño no se vaya a repetir. Por lo tanto lo que realmente queremos es educar, y es que la palabra disciplina viene de ahí de discípulo de educación y no de correctivo ni castigo, por lo que disciplinar es educar, porque un correctivo funciona para un rato, pero  una educación funciona para toda la vida. Los pequeños debes adquirir multitud de destrezas como controlar sus sentimientos de furia, inhibir sus impulsos, entender que su enfado afecta los demás y en qué medida… que les servirán para su vida, por lo que si tú como padre o madre puedes procurárselo, les estarás haciendo un inmenso regalo,

La disciplina positiva lo que hace es abrir una ventana, a esa puerta cerrada, enseñándote que es posible disciplinar con respeto y estimulo, pero también con límites claros y coherentes. Imponer disciplina que se centre en la relación y el respeto y deje atrás el enfrentamiento y el conflicto. Además en este proceso se puede fomentar y estimular las buenas aptitudes y así conseguir que se mejore la capacidad de los niños de tomar  buenas decisiones, y preparándolos para el éxito y la felicidad futura.

Dra. Helena Pascual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *