ALIMENTACIÓN / BEBES / crianza / INFANCIA / LACTANCIA / MAMAS

INICIANDO LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

Los niños son el recurso más importante del mundo y la mejor esperanza para el futuro. John Kennedy

La OMS y el UNICEF recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, y la prolongación de la lactancia materna hasta los dos años de edad o después, junto con la alimentación complementaria a partir de los seis meses de edad.

La nutrición adecuada durante la infancia y niñez temprana es fundamental para el desarrollo del potencial humano completo de cada niño.Es bien reconocido que el periodo entre el nacimiento y los dos años de edad es una “ventana de tiempo crítica” para la promoción del crecimiento, la salud y el desarrollo óptimos.

Hasta los 6 meses de edad la leche materna cubre las necesidades de crecimiento y desarrollo del lactante, a partir de entonces La alimentación complementaria es importante para el desarrollo y crecimiento del niño. Debe satisfacer sus requerimientos nutricionales y crear unos hábitos alimentarios saludables.

El rango de edad óptimo para dar alimentación complementaria está habitualmente entre los 6 y 24 meses de edad, si bien la lactancia materna puede continuar hasta después de los dos años. (OMS: http://whqlibdoc.who.int/paho/2003/9275324603_spa.pdf) REALMENTE PUEDE CONTINUAR HASTA QUE A LA MAMÁ Y AL NIÑO LES APETEZCA, ES UNA DECISIÓN SUYA, DE NADIE MÁS.

No existe una avenencia de criterios entre los principales referentes en el tema de la alimentación complementaria (AAP, AEP, AEPap,AESAN, ESPGHAN, SEGHNP y OMS)

Nunca se debe iniciar la alimentación complementaria antes de los cuatro meses porque la leche cubre todas las necesidades nutricionales, el sistema nervioso central es responsable de marcar los distintos periodos de alimentación del niño. La maduración del sistema neuromuscular permite deglutir líquidos hasta los 4 meses y existiendo un reflejo de extrusión que es un indicativo de que el pequeño no está preparado para este tipo de alimentación,y a partir de los 6 meses semisólidos.

Los riñones del menor de 6 meses aún no están totalmente maduros también existe una inmadurez  gastrointestinal, ya que morfológicamente el intestino está maduro, pero bioquímicamente la lactasa y la maltasa son un tercio respecto a los valores del adulto. Los riñones maduran morfológicamentey funcionalmente durante el primer año de vida.

Alrededor de los 6 meses una serie de procesos fisiológicos fundamentan las condiciones de aptitud del organismo para iniciar la alimentación complementaria.

La amilasa pancreática ha madurado para la degradación de hidratos de carbono de fácil digestibilidad;

La maduración gástrica ya no exista reflujogastroesofágico;

Existe una madurez intestinal que permite la introducción adecuada de nuevos alimentos con un riesgo reducido de reacciones de hipersensibilidad.

La función renal permite tolerar una mayor carga renal de solutos ya que el filtrado glomerular ha logrado más de la mitad de su madurez.

En este período el niño ya ha perdido el reflejo de protrusión y comienza con movimientos masticatorios inmaduros pero intencionales.

 Puede mantenerse sentado, posición que favorece el inicio de la alimentación semisólida.

Es importante conocer y saber identificar los cambios que se producen tanto en la digestión y absorción de nutrientes como en el desarrollo de pautas motoras, para sentar las bases de una “Alimentación Complementaria Oportuna”.

RESUMEN DE LOS PRINCIPIOS DEORIENTACIÓN OMS

Lactancia materna exclusiva desde el nacimiento hasta los 6 meses de edad, introducir los alimentos complementarios a partir de los 6 meses de edad (180 días) y continuar con la lactancia materna. (La OMS no dice a partir de los 4 ni 5 meses en el bebé sano amamantado).

Las deficiencias de vitaminas son raras en niños amamantados exclusivamente pero si la dieta de la madre es deficiente se recomienda mejorarla dieta de la madre o administrar suplementos maternos en vez de dar alimentos complementarios. El crecimiento infantil no mejora con la alimentación complementaria antes de los seis meses, aún en condiciones óptimas (es decir,con alimentos inocuos y nutritivos), y los alimentos complementarios introducidos antes de los 6 meses tienden a desplazar la leche materna.

Continuar con la lactancia materna frecuente y a demanda hasta los dos años de edad o más. (Así que si llevas a tu peque a la guarde y te dicen eso de “¿todavía le das pecho?” no hay más que contestar que como debe ser, así lo dicen todas las sociedades científicas. Que parece que hay que promover la alimentación saludable pero nos olvidamos de la base. Por lo que subrayo que se debe continuar con la lactancia materna a demanda, sí, a demanda no cada 2,3 ni 4 horas hasta los dos años o hasta que la mamá y el hijo quieran.)

La lactancia materna sigue ofreciendo un aporte nutricional importante pasado el primer año de vida. La leche materna tiene un contenido de grasa relativamente alto comparada a la mayoría de los alimentos complementarios,es una fuente clave de energía y ácidos grasos esenciales. Su contenido de grasa puede ser crítico para la utilización de carotenoides pro-vitamina A en dietas de origen predominantemente vegetal.

El impacto nutricional de la leche materna es más evidente durante los periodos de enfermedad, cuando el apetito de los niños por otros alimentos desciende pero la ingesta de leche materna se mantiene.

Practicar la alimentación perceptiva, aplicando los principios de cuidado psico-social. Respondiendo a sus signos de hambre y satisfacción; alimentar despacio y pacientemente y animar a los niños a comer,pero sin forzarlos; experimentar con diversas combinaciones, sabores,texturas y métodos para animarlos a comer; minimizar las distracciones durante las horas de comida si el niño pierde interés rápidamente; recordar que los momentos de comer son periodos de aprendizaje y amor – hablar con los niños y mantener el contacto visual.

La alimentación complementaria óptima está relacionada no sólo con el qué se come, sino también con el cómo, cuándo, dónde y quién alimenta al niño.

Desde nuestro espacio Mimando a Mamá promovemos la alimentación saludable, permitiendo a las familias elegir cómo darle esa alimentación. Para disminuir miedos ponemos a vuestra disposición 2 talleres que creemos que son de mucha ayuda a la hora de iniciar y para decidir cómo iniciar la alimentación complementaria. 

Taller Alimentación Complementaria,  info aquí https://mimandoamama.es/?tribe_events=taller-introduccion-alimentacion-complementaria-blw

Taller PRIMEROS AUXILIOS PEDIÁTRICOS. info aquíhttps://mimandoamama.es/?tribe_events=primeros-auxilios-pediatricos

Autor

mimandoamama@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Y si te acompañamos en casa?

17 diciembre, 2018