Sin categoría

LACTANCIA MATERNA DURANTE EL COVID-19



Imagen de sam moody en Pixabay 

La lactancia materna durante el SARS-CoV-2 (virus que causa el COVID-19) plantea nuevos retos para aquellas mujeres que ya son mamás o están a punto de serlo.

Si estás en esta situación probablemente te plantees qué sería lo más seguro para mantener sano a tu bebé. Hay muchas dudas durante estos días sobre si es recomendable o no seguir amamantando o comenzar a hacerlo.

Debido a que vivimos uno de los mayores cambios a nivel social es importante arrojar un poco de luz frente a esta pandemia que nos ha tocado vivir. Quizá te hayas planteado alguna de las cuestiones que diversos organismos internacionales, tales como la OMS y UNICEF nos ayudan a resolver:

¿Los bebés pueden contraer el virus COVID-19 al darles de mamar?

Actualmente no existen pruebas de que pueda transmitirse a través de la lactancia materna o el amamantamiento.

De hecho, es de sobra conocido que la leche materna aporta grandes beneficios a nuestros bebés (inmunidad, factores de crecimiento, etc.) que aportan ventajas a corto y largo plazo frente a innumerables infecciones.

A pesar de que los estudios continúan, no hay datos que demuestren que el virus pueda transmitirse al amamantar ni se ha detectado activo en la leche materna de ninguna mujer.

Por ello, amamantar es altamente recomendable y más teniendo en cuenta los innumerables beneficios.

Existen datos científicos de alta calidad que demuestran que la lactancia materna reduce la mortalidad de los neonatos, lactantes y niños menos de 5 años.

Después del parto, ¿Puedo tener un contacto piel con piel con mi bebé si tengo COVID-19?

Claro que sí. El contacto piel con piel inmediato y continuado, mejora la regulación de la temperatura de los neonatos, ayuda en la liberación de factores de crecimiento, y se asocia a una mayor supervivencia neonatal.

Además, colocar al recién nacido junto a la madre permite una iniciación temprana de la lactancia materna, lo que también reduce la mortalidad.

Los numerosos beneficios del contacto piel con piel y la lactancia materna superan ampliamente los posibles riesgos de transmisión y enfermedad asociados.

¿Si doy positivo en COVID-19 puedo seguir alimentando a mi bebé con leche materna?

La OMS, UNICEF y la Academy of Breastfeeding Medicine, entre otros, recomiendan mantener el amamantamiento tanto para casos de madres con infección confirmada como probable, siempre y cuando se mantengan las medidas recomendadas para prevenirlo.

En casos de madres con enfermedad grave que dificulte en gran medida el poder darle el pecho al bebé se recomienda, siempre y cuando la madre quiera, propiciar la ayuda necesaria para facilitar la extracción de la leche (ya sea mediante un sacaleches o manualmente).

¿Y qué medidas de protección debo tener?

Es importante seguir unas medidas de higiene básicas teniendo en cuenta las recomendaciones actuales debidas a la situación pandémica:

Si puedes amamantar debes usar mascarilla al dar de mamar, lavarte las manos con agua y jabón antes de tocar al bebé. No es necesario lavar directamente el pecho a no ser que hayas estornudado en él.

Si no te encuentras con fuerzas, y lo deseas, puedes extraerte la leche. Para ello, debes lavarte las manos antes y después de utilizarlo, limpiar el sacaleches después de cada uso y esterilizarlo una vez al día.

Además, puedes utilizar solución con base de alcohol para las manos en el momento en que lo precises.

Recuerda:

  • La lactancia materna y el contacto piel con piel reducen significativamente el riesgo de muerte en neonatos y lactantes de corta edad. Proporcionando beneficios a la salud y el desarrollo no solo inmediatos sino para toda la vida.
  • La lactancia materna es beneficiosa para las madres. Se liberan hormonas en el organismo que promueven el bienestar y alivian el estrés y la ansiedad. Además, reduce el riesgo de cáncer de mama y ovario.
  • Los neonatos y lactantes que toman leche materna presentan un riesgo bajo de infección por el virus del COVID-19 y en los pocos casos que se da la mayoría ha cursado con síntomas leve o sin ellos.
  • En épocas como esta, en las que el acceso a otro tipo de alimentación puede ser más complicado, la lactancia materna nos ofrece la ventaja de alimentar a nuestro bebé de una manera más rápida, económica y eficaz.

BIBLIOGRAFÍA

https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/question-and-answers-hub/q-a-detail/q-a-on-covid-19-and-breastfeeding

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Documento_manejo_embarazo_recien_nacido.pdf

Entrada con la colaboración de Sara Sánchez Valera. MUchas gracias por todas las aportaciones!!!!!

Autor

mimandoamama@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *