¿Por qué es importante la integración sensorial en el desarrollo del niñ@?

Saber cómo afrontar el desarrollo de nuestro hijo no es tarea fácil, muchos papás me preguntan cuál es la mejor forma para estimular el desarrollo de sus hijos y siempre que explico actividades para maximizar el potencial individual de cada niño me baso en el enfoque de la Integración Sensorial.

La integración sensorial está basada en procesar e integrar los 7 sistemas sensoriales que tenemos, porque SÍ, no solo tenemos 5 sistemas (olfato, vista, tacto, gusto y oído). Y empezar entendiendo esto es lo más importante, ya que nos ayudará a comprender muchos de los comportamientos de nuestros hijos y a su vez reconocer qué es lo que necesita.

Para definir qué es la Integración Sensorial lo haré con la definición de la pionera Terapeuta Ocupacional Jean Ayres. “La integración sensorial es el proceso neurológico que organiza la sensación de nuestro cuerpo y del ambiente y hace posible el uso del cuerpo en forma efectiva dentro del ambiente. La integración sensorial es el procesamiento de la información…El cerebro debe seleccionar, excitar, inhibir, comparar y asociar la información sensorial en un patrón flexible y continuamente cambiante. En otras palabras, el cerebro debe integrarla” (Ayres, 1979).

No hay una integración sensorial perfecta pero si una buena integración sensorial, ¿y cuál es una buena integración sensorial? Aquella que nos deja realizar una respuesta adaptada a la información que estamos recibiendo, como por ejemplo si una persona nos dice que cojamos la caja que hay en el fondo de la habitación, una buena integración sensorial nos permitiría mirar; asentir; levantarnos e irnos hacia esa caja. Pero si a un niño le dices lo mismo y no te mira, le cuesta llegar al sitio, se tropieza o tarda en realizar la actividad ahí no tendríamos una buena integración sensorial.

Como ejemplo de la importancia de la estimulación de estos sistemas y sobre todo hacerlo en los primeros años de vida podemos imaginarnos el desarrollo como una escalera donde la base de esa escalera son todos los sistemas sensoriales (olfato, oído, vista, gusto, tacto, vestibular y propioceptivo) y que de 0 a 3 años se tiene que consolidar y fortalecer para poder subir escalones y adquirir habilidades motoras, cognitivas, emocionales y sociales más complejas, como por ejemplo la lecto-escritura, un buen autoestima, ponerse un calcetín, coger una pelota o incluso poder hablar con un grupo de amigos en un sitio muy ruidoso. Dicho esto sabemos que si no damos las experiencias adecuadas para una buena estimulación seguramente en los escalones que hay por encima nuestro hijo llegará con alguna dificultad, o que es lo mismo no será capaz de adaptarse al entorno que le rodea por una deficiencia en la integración de sus sentidos.

Y ahora sí que podemos contestar a la pregunta: ¿Y por qué es tan importante la integración sensorial en el desarrollo? Porque desde el nacimiento estamos bombardeados por un sin fin de estímulos tanto internos como externos que determinan nuestro desarrollo en diferentes etapas, de manera que cuanto más llenemos la mochila de experiencias sensoriales de calidad y apropiadas de nuestro entorno y de nuestro propio cuerpo, tendremos un mejor y mayor aprendizaje.

PRÓXIMO TALLER VIERNES 18 ENERO 10:30

https://mimandoamama.es/taller-integracion-sensorial/

Alba Mª Puig Juan, Terapeuta Ocupacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *