Sin categoría

RELATOS DE PARTOS. EL NACIMIENTO DE VIOLETA.

Ella.
La esperábamos con muchas ganas. Sabíamos que sería una inducción, ya que tengo diabetes. Por eso nos preparamos a tope: físio obstétrica, preparación al parto…los dos íbamos a recibirla y estar presentes y conscientes.

Pero un mes antes del parto nos confirmaron, los miedos y las dudas crecían a la misma velocidad, que se hinchaban mis piernas.

El día que me dieron la fecha de la inducción me dijeron que mi marido no podría estar en el hospital. Una semana de llorar y de pensar que no quería estar sin mi compañero y punto de apoyo en ese momento.

El día llegó, nos dijimos mil cosas y entramos en la habitación… ¡lo habíamos conseguido!. Sabíamos que no iba a poder entrar en el paritorio, así que disfrutamos juntos lo que pudimos. A las 4 de la mañana rompí aguas y seguimos juntos hasta que vinieron a buscarme.

Llegué a la sala de dilatación de más de 7 cm. Pero tenía miedo y estaba sola, bueno mejor dicho me sentía sola, dos matronas me acompañaban, a ratos. Pedí la epidural, no me sentía fuerte ya, estaba cansada y triste de que no pudiese estar conmigo. Entonces todo se complicó y después de mucho empujar llegó Ella. Pase miedo y solamente pensaba en verla y sentirla. El trato por parte de las matronas fue muy bueno…pero no puedo decir que fuese un parto tranquilo, ni respetado. Me dejaron sentir como dando el último empujón Ella llegaba al mundo. Las matronas me pidieron el móvil y pude decirle en un video que teníamos una hija preciosa.

Sola, esperando 2 horas para poder reunirnos los 3, Ella reptaba buscando mi pecho por primera vez y era inmensamente feliz, era mamá.A través de una videollamada le dije a su padre que ya estaba aquí, que era perfecta y la pudo ver, pero no tocar. Llegó la hora de que me llevasen a la habitación y cuando por fin pude verle la cara cuando la sostuvo por primera vez, supe que todo daba igual, que ya estábamos los tres juntos. En ese momento supe que podría con muchas cosas… aunque después llegó la montaña rusa emocional y el inicio de una lactancia un poco complicada… 🤪

Ese día comenzó un camino largo, agotador y difícil lleno de inseguridades que hacen que la vida sea maravillosa solamente viendo su cara.

He escrito esto para Ella y para recordarme lo fuertes que fuimos los tres, a pesar de las circunstancias.

Autor

mimandoamama@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RELATO DE PARTO

7 diciembre, 2020

EMBARAZO EN TIEMPOS DE COVID

10 diciembre, 2020