Os presento a Alejandro Ojeda, Matrón que creo la metodología NACER SABIAMENTE

Alejandro, qué nos cuentas sobre ti?

Mi nombre es Alejandro Ojeda Pérez, enfermero especialista en Obstetricia y ginecología. Soy un enamorado del proceso del nacimiento y de todo lo que tenga que ver con la mente. Realicé un Master en psicobiología y neurociencia cognitiva por la UAB, un diplomado en hipnosis Ericksoniana desde el DBM por la Universitat de Valencia, obtuve el practitioner en Programación Neurolingüistica (PNL), y actualmente sigo formándome en mindfulness y soy Doctorando por la Universidad Católica de Murcia (UCAM). Pero estos datos del currículum son quizás los menos importantes, soy padre de una maravillosa criatura que me enseña mucho más que todo lo anterior.

Actualmente trabajo acompañando nacimientos en el hospital de Vinalopó y soy responsable de la sección de matrona en Innova. Instituto de salud y deporte, donde puedo acompañar durante el embarazo y el puerperio a familias que deciden contar conmigo. Desde que empecé a estudiar la especialidad de matrona, me di cuenta que el estado mental, las creencias y condicionamientos de las mujeres que transitan el proceso del nacimiento influían en la fisiología, la vivencia y los resultados. Además, siempre pude percibir que una de las principales carencias que tenemos como profesionales es la capacidad de, mediante nuestra comunicación, modificar esos procesos mentales y facilitar la vivencia del nacimiento y una experiencia mucho más positiva.

El estudio de la neurociencia, la hipnosis o la PNL, me permitió tener una comprensión mayor de todos estos procesos y cómo influir en ellos mediante nuestra comunicación.  Siendo consciente de la necesidad de ordenar estos conocimientos y habilidades para poder aplicarlos al nacimiento creé Nacer Sabiamente. Una metodología que aplico en INNOVA y que desde hace un año forma también a otr@s profesionales del mundo de la obstetricia para que puedan lograr la excelencia comunicativa.

Nacer sabiamente es mi proyecto más ambicioso, he exportado esta metodología y participado en congresos internacionales de Perú, Argentina o Paraguay. Actualmente cientos de personas desde varios países del mundo se han formado o se están formando con Nacer Sabiamente, lo que demuestra la necesidad de formaciones de calidad sobre gestión mental y comunicación efectiva enfocadas al nacimiento.

Yo, seguiré aportando mi granito de arena al mundo del nacimiento intentando que cada profesional pueda tener la conciencia y las herramientas necesarias para acompañar de la forma más adecuada a cualquier mujer, bebé y familia del mundo que decida transitar el mundo de la maternidad.

En un segundo artículo os contaremos más acerca del Método de Hipnosis basado en Nacer Sabiamentehttps://mimandoamama.es/la-hipnosis-aplicada-al-nacimiento-desde-el-metodo-nacer-sabiamente/

Os dejo el enlace a las formaciones profesionales con plazos de inscripción abiertos. https://mimandoamama.es/acerca-de/

EMBARAZADAS QUE REALIZAN EJERCICIO DE MANERA REGULAR FORTALECEN EL CORAZÓN DE SU BEBÉ

Este titular nos lo da un estudio realizado en la Universidad de Kansas City. El estudio se realizó con 61 embarazadas sin riesgos, con una media de edad de entre los 20 y 35 años. De ellas, 26 realizaban ejercicio de manera regular (actividad aeróbica de más de 30 minutos) con una frecuencia de unas 3 veces por semana. El resto de mujeres embarazadas, no realizaban una actividad constante durante la gestación. A todas ellas se les realizó un magnetocardiograma fetal a las 28, 32, y 36 semanas de gestación, su finalidad es medir el ritmo cardíaco fetal.

Los resultados eran concluyentes, en especial los de la semana 36, descubriendo que el ritmo cardíaco fetal, en las mujeres embarazadas era inferior a las que no habían realizado actividad física/aeróbica de manera regular durante el embarazo.

El estudio confirma que la actividad física realizada por la madre repercute en la salud cardiovascular del feto. “La taquicardia del bebé durante el parto es signo de sufrimiento fetal, por lo que si el ritmo cardiaco del bebé se mantiene bajo, dentro de los parámetros establecidos, el riesgo de sufrir taquicardias durante el parto es menor, lo que beneficia al recién nacido y evita complicaciones. Por esta razón, un ritmo cardiaco fetal bajo es señal de un corazón más sano”, destaca el Dr. José Luis Palma, vicepresidente de la FEC.

En el estudio observamos también que el beneficio del ejercicio no es circunstancial, manteniéndose durante todo el embarazo e incluso hasta el primer mes de vida del recién nacido. “Aunque todavía se desconoce la causa exacta por la que el feto adquiere los beneficios del ejercicio materno, se cree que las hormonas segregadas tras la práctica de deporte, las conocidas endorfinas, traspasan la placenta durante la actividad física favoreciendo el desarrollo del corazón del feto y haciendo, en definitiva, que el niño esté más cardioprotegido desde el momento de nacer”, apunta el Dr. Palma.

Y por último y no menos importante, “la práctica de ejercicio aeróbico y de flexibilidad no solo disminuye esta frecuencia cardíaca, sino que también ayuda a reforzar el suelo pélvico y la pared abdominal, lo que prepara a la madre gestante a afrontar el momento del parto de manera más segura”, concluye el Dr. Palma.

Infórmate en matronasarena@gmail.com donde trabajamos sesiones de aeróbico, elasticidad, resistencia y respiratorio. Siempre impartido por matronas, en medio acuático, siendo la alternativa indicada en la gestación. https://mimandoamama.es/matronatacion/

Matronatación.

¿POR QUÉ NOTO TIRANTEZ EN LOS LATERALES DEL ABDOMEN HASTA LA VULVA?

Imagen de Mc Graw Hill Global Education Holdings LCC

Estos cambios son naturales pero una de las recomendaciones que puede ayudar a prevenir las molestias es el ejercicio.

El útero (órgano muscular en forma de pera), está sujeto en nuestro cuerpo por un grupo de ligamentos que lo mantienen en suspensión dentro del abdomen. Uno de estos ligamentos es el llamado ligamento redondo. A medida que el embarazo va avanzando, el útero va aumentando de tamaño, con esto, los ligamentos se van estirando cada vez más.

Normalmente entre las semanas 16-20 de gestación aproximadamente es cuando el ligamento se hipertrofia (se estira demasiado) provocando molestias o a veces incluso dolor.

El dolor en el ligamento redondo es muy frecuente en las embarazadas (más del 70% lo refieren) y generalmente causa preocupación por el desconocimiento de donde proviene. Se manifiesta usualmente en el lado derecho aunque el dolor puede ser en ambos lados de la pelvis o incluso que se extienda hasta la zona de la ingle.

Los movimientos bruscos como toser, estornudar, levantarse de manera brusca,hacen que los ligamentos se estiren y después se contraigan bruscamente, ocasionando un dolor agudo.

¿Es posible prevenir esta molestia?

No hay que olvidar que durante el embarazo se experimentan cambios en el cuerpo, en particular en los ligamentos, para adaptarse al crecimiento del útero.

Estos cambios son naturales pero una de las recomendaciones que puede ayudar a prevenir las molestias es el ejercicio. Realizar ejercicio de forma regular para tonificar tus músculos hasta el final del embarazo. Otra de las

recomendaciones son los baños de inmersión. ¿Por qué no realizar ambas cosas a la vez?

Matronatación.

Mas información en matronasarena@gmail.com o búscanos en Instagram @matronasarena.

YOGA Y PARTO, los recursos naturales.

El poder en el parto es la habilidad de abandonarse sin inhibiciones al flujo de la energia biológica, la habilidad de descargar la tensión del dolor y la fatiga acumulada a traves de las contracciones involuntarias del cuerpo, dando la bienvenida al bebe con agradecimiento, proporcionándole una acogida tierna y amorosa, protegiendo de esta manera su envoltura

La practica de Yoga EN EL EMBARAZO Y EL PARTO, da a la mujer movilidad y flexibilidad fisicas,  los estiramientos suaves y la respiraciones fluidas generan actitudes de lucidez y apertura para que la mujer se escuche a si misma,priorizando las necesidades personales y el bienestar, sabiendo que estos son también los del bebe. también generan  capacidad de adaptación a diferentes ritmos y a situaciones nuevas. Los pensamientos, las actitudes positivas y placenteras, se trabajan con visualizaciones y meditaciones activas.

El abrirse al acompañamiento ejerce una influencia muy positiva, la mujer se empodera y contacta que sus capacidades y recursos naturales de forma positiva y creativa, ya que las practicas de yoga en el embarazo, prepraran a la mujer para el dar a luz,  empoderandola y situándola en el CENTRO DE LA EXPERIENCIA.

Texto: Carmen Sánchez Segura